piedras y espinas

por pedro belmares o.

 Siempre habrá espinas en el camino, así son las desilusiones en la vida, mientras subes a la montaña te tropiezas con las piedras y estás no deja que llegues a las sima.

Mi vida ha sido de romper barreras, de tropezarme con las mismas piedras, pero aun así empujo mi silla de ruedas en los caminos de espinas, pero ya estoy cansado del fracaso y de todo lo que dice la gente.

Es precisó detenerme en mi recorrido y ya no avanzar  porque mientras más avanzo encontrare las misma piedras y espinas, no reniego de la vida ni tampoco de lo que me tocó vivir,  reniego de las desilusiones y de cómo me siento.

Estoy cansado que mi ánimo no se puede sostener ni estar quieta, que mis tristezas se manifiesten a cada momento desilusionante de mi vida, sé que he podido llegar muy lejos con mis letras porque es don otorgado por Dios.

Es momento que el escritor descanse un tiempo, pero lo que nunca va morir son sus palabras impresas con tanto amor a la vida.

9bf97e17883864.5603d2723e20d

Anuncios

vida solar

por pedro belmares olvera

El sol nace todos los días y vuelve a morir al atardecer, el hombre no aprende del sol quiere vivir pero no morir, si no comprendiéramos que la vida solo es pasajera, los que se van terminan su estancia aquí y vuelven a nacer en otro plano.

Nuestra vida puede ser tan brillante como los rayos del sol en verano, pero hay situaciones donde un eclipse nos oscurece la vida. y ya no queremos habitar en la tierra, pero siembre hay que espera a que nuestro horizonte cambie.

Somos creaturas que experimentan la existencia en la tierra donde el tiempo puedes ser un verdugo o   un benévolo, aparentamos ser como sol neurótico y pacífico, brillante y oscuro, pero con la que moriremos a la atardecer y así renacer.

52475229383801.55f06794e83763c421c29383801.55f06794e669a

me siento como un titere

tite.jpg

por pedro belmares olvera

Hay días que puedo ser feliz y meda ánimos de seguir viviendo, pero hay otros días que quisiera estar dormido.

En un sueño que me lleve a las épocas donde no me preocupaba lo que decían los demás de mí, es cierto la vida se me ha sido más intolerable porque estoy manipulado como títere donde mi sentir ya no importa.

Llegue a una edad que ya no me interesa lo que vendrá por venir, porque ya vi mi destino ser omitido por los demás, creo que los se suicidan no tuvieron más opción que buscar la muerte, porque en la vida ya no tenían lugar.

Soy uno de los que aún no busca la muerte, porque aun mi vida podría  tener sentido y lo trato de buscar esa luz en mis días oscuros.

A las personas que se encuentren como yo, les diría que tienen que buscar el camino a la felicidad, y no dar un paso en falso que los lleve a una mala decisión.

depreción en verso

Estas roturas continuas,

agobian calladamente mis sentimientos

me hunden en una depresión,

entristeciendo el espíritu y mi alma.

Esta depresión que hoy enloquece toda mi vida,

tengo mucho miedo de continuar esta terrible obsesión

que poco a poco se va adueñando de mis sentimientos.

Esta depresión,

que ha sembrado en mi la semilla de la decepción

dejando enterrado en mi pecho,

el puñal de la desesperación.

Esta depresión,

mas que una herida es una grieta que desangra mis venas

formando en mi pecho un rosario de penas,

dejando escuchar pavoroso rugido.

Es como vivir amordazado

en el mas completo olvido,

sin ver la luz del sol

en un sótano escondido.

como hacer frente a la enfermedad

 

¿Cuando la enfermedad golpea su puerta, se levanta a la ocasión para derrotar la ilusión o se cae y juega a la víctima impotente? Es en tiempos de pruebas que hay que recordar lo que somos y el poder dentro de nuestro ser para superar los retos. Debemos recordar el poder del pensamiento-mente sobre el cuerpo- y la capacidad que tenemos para sanar nosotros mismos. Una gran cantidad de enfermedades provienen de nuestras emociones, cuando nos damos cuenta de que el dolor que hemos estado llevando a cabo durante tanto tiempo y lo liberamos, el cuerpo será restaurado a su estado natural de la homeostasis (relajación). Es cierto que hay enfermedades que son más difíciles de curar, pero eso no quiere decir que uno no puede elegir la forma de enfrentarlos.

Maldiciendo a una enfermedad es como insultar a uno mismo, la enfermedad sólo se presenta para hacernos conscientes de que algo está fuera de equilibrio, que es la reacción natural del cuerpo. Cuando llegamos a conocer a nosotros mismos y el poder dentro de nuestro cuerpo y mente veremos que milagrosa la vida verdaderamente es. Sólo jugamos a la víctima cuando no vemos el poder que tenemos sobre nosotros mismos, es un estado tal de ser impotente.

Es fácil olvidar que la vida es un ciclo, nacemos y morimos, es todo una cuestión de cómo y cuándo nos alejamos de la tierra. Somos almas en una misión temporal en la tierra; una vez que nuestro trabajo está hecho- continuamos, el alma no muere, solo salimos del cuerpo.

impulsos negativos

El manejo de nuestras emociones no es tan fácil, ha veces nuestros arranques nos dominan, para que después las personas nos cataloguen como personas impulsivas, no sabemos conque velocidad nos enfuscamos porque todo pasa tan rápido, esto no se debe porque estamos estresados todo el día, son impulsos que detonan enojo y frustración.

La felicidad, la paz, el balance que necesitamos  día con día, pero la paz  están dentro de nosotros. Puede haber circunstancias o hechos desequilibrantes que tratan de mejorar  nuestro humor y contentamiento con los demás, pero quien no tiene estabilidad interior se pone  impulsivo negativo y lo contagia a los demás,  el  perder el control lo inestabilisa  Cualquier huracán, adversidad o dificultad nos mueve e incluso atolondra un poco. Sin embargo, después volvemos a nuestra identidad y controlamos el mundo exterior.

Cómo puedes controlar tu mundo exterior o algo negativo que llega a tu vida? Desde adentro, depende como tú lo manejas. ¡O controlas tus emociones, pensamientos e impulsos negativos o ellos te manejan! Un impulso negativo es la rabia. O controlas a la rabia, o ella te controla. No hay punto intermedio.

Los seres humanos tenemos alto tráfico de emociones, pensamientos, actitudes, motivaciones e impulsos (es como tener internamente una “supercarretera” de ocho carriles que está llena de vehículos). Nuestro mundo interior, entonces, está cargado, muy ocupado. Y si no entendemos lo que ocurre adentro, vamos a ser víctimas de todo lo que sucede afuera.

Debemos de saber controlar nuestro impulso así mismo medir las intenciónes de nuestras palabras y solo escuchando podemos entendernos uno a los otros.