Mejor hoy que mañana

por pedro belmares o.

Esto me suena cuando los mexicanos siempre hacemos concha de dejar todo para después, y pensar que no somos eternos para dejar las cosas para el último, me ha tocado escuchar historias cuando muere una persona y está en cuestión dejo pleitos con viarias personas y nunca se dio el tiempo para disculparse o para resolver las cosas.

El perdón por otro lado no es muy fácil de ser otorgado con rapidez si no que tiene su proceso, aunque si la persona que ofendió o daño de alguna manera ya pidió perdón se sentirá mejor con el mismo.

Hay que sentirnos ligeros y seguros de sentirnos culpables por no arreglar las cosas con las personas, nuestra vida mejora en ese aspecto.

Cuantos artistas ha muerto dejando conflictos y problemas con la familia o muchas veces deudas económicas, que después la familia termina sin resolver.

Mejor hoy que mañana no habrá que no tenemos toda la vida para dejar inconclusas los problemas y diferencias con los demás, aunque el perdón no nos sea otorgado podamos esperar a que nos perdonen.

19367863_1390347281061657_1583091487510364160_n

Anuncios

el no perdonar es como ingerir veneno

 poison-1481596_960_720.jpg

 

Vamos a lo largo de feliz en nuestro camino y zas, del cielo viene una observación hecha por nosotros, o una acción contra nosotros. ¿Cuál será nuestra respuesta? La elección es nuestra, a ofenderse o a no ofenderse. Tenemos que tomar la decisión inmediatamente. De hecho debemos “estar preparado” antes de cualquier delito es lanzado a nosotros.

 

¡Delito es venenoso! Pagamos un alto precio para mantenerlo encerrado dentro de nosotros mismos. Por lo que debemos aprender a escupir el momento que asoma es fea cabeza y trata de apoderarse de nuestra vida. Una ofensa se agraven al igual que un dolor feo que continúa abierto, enrojecer y se infectan. Delito se infecta nuestra vida con ira, amargura, un perdón, enfermedad y conflicto y nos roban de tantas cosas buenas que Dios tiene para nosotros.

 

Decide perdonar y olvidar. El diablo sabe si no perdonar y olvidar luego puede traer ese delito hasta superficie y utilizarlo como una herramienta contra nosotros y otra vez. Escoger la vida. Elegir las bendiciones. Elegir amar incondicionalmente.

 

Este es el tipo de Dios del amoragape amor. Jesús nos amaban con ágape incondicional,’ amor. La Biblia dice que Jesús murió por nosotros, justo en el centro de nuestro pecado. Dios decide olvidar nuestros pecados. Él no empujar les regreso en nuestras caras cuando nos merecemos. Dios mira más allá de nuestros pecados, nuestros “ofenderlo” y nos ama.

 

Tenemos que darnos cuenta que el diablo utiliza ofensa como cebo para cogernos con la guardia baja. Las personas son como y yo. Pasan por heridas y dolores, días buenos y días malos. Toman el cebo del diablo, como y yo de vez en cuando. Es cómo nuestros días van desde buena a mala en peor. El diablo no es feliz con el solo trabajo con una persona a la vez, que quiere compartir y no de una manera agradable, por cierto!

 

Tenemos que recordar que no estamos luchando contra gente pero las fuerzas demoníacas les oprime. Efesios 6:12 por que luchar no contra carne y sangre, sino contra principados, contra poderes, contra los gobernantes de las tinieblas de este mundo, contra maldad espiritual en altos lugares.

 

Cuando permitimos que nos ofende, es como entrar en la trampa. Ofensa es una trampa y nosotros no podemos salir hasta que perdone y libere a la persona.

 

No debemos ser sorprendidos ya. Cuando llene nuestro ser con la palabra de Dios todos los días y deje que el incondicional, agape amor de Dios que atraviesa nos entonces ninguna arma forjada contra nosotros prosperará, la ofensa no conseguirá a través.

 

Ahora, la elección siempre es fácil, pero es lo correcto. Si nos encontramos con que hemos relleno ofensa profunda dentro de nuestro corazón, entonces debemos pedir al Espíritu Santo que nos ayude.

 

La Biblia dice que con Dios nada es imposible. Y cuando el Espíritu Santo vive en nosotros, entonces tenemos su poder en nosotros. Tenemos la armadura de Dios para usar y es poderosa, destruirá fortalezas!

 

Es que nuestra elección, la bola está en nuestra cancha vida, elegir no hacer ofensa a nadie ni a nada. La ofensa de momento viene hacia nosotros debemos tomar acción y lanzarlo justo detrás en el diablo.