como creamos los sueños

siempre despertamos y pensamos que es lo que soñamos y porque, al dormir es un estado de reposo uniforme de un organismo, en contraposición con el estado de vigilia -cuando el ser está despierto, el sueño se caracteriza por los bajos niveles de actividad fisiológica (presión sanguínea, respiración, latidos del corazón) y por una respuesta menor ante estímulos externos, una tercera parte de nuestra existencia transcurre mientras dormimos, se han hecho experimentos de laboratorio con animales y con prisioneros de guerra, a los cuales se les despertaba en el momento justo que comenzaban a soñar. Pues bien, tanto los animales como las personas morían a los pocos días, el porqué soñamos ha dado lugar desde siempre a muy diversas interpretaciones, desde las más científicas, que afirman que mientras soñamos tan solo ejercemos una función biológica en la cual nuestras neuronas reponen la energía perdida durante el día, hasta las más esotéricas, que nos hablan de “viajes astrales”, porque hoy casi todo el mundo afirma que la respuesta del porqué soñamos no es una sola, lo físico influye enormemente en lo onírico, de tal modo que nuestro estado de salud ejercerá una gran importancia sobre lo que soñemos, las cosas vividas durante el día también se manifiestan mientras se duerme. Son los llamados “sueños de proyección mecánica”, en los cuales el subconsciente exterioriza las tensiones, emociones.

“tiempo del sueño” es forzosamente un tiempo para la fabricación de sueños, Durante los últimos meses de la vida fetal y los que siguen al nacimiento, en los que se construyen las estructuras cerebrales, la mayor parte del tiempo se consagra a los precursores del sueño, a esos periodos llamados “sueño agitado” Si este tipo de sueño físico se consagra a construir estructuras, a “crear redes” cada noche tiene que dar lugar a algo que no existía la víspera. El sueño no puede por lo tanto ser la fotografía de un pasado; forzosamente es la prefiguración de un futuro. La interpretación dará consistencia a esta normalidad, la cual se encuentra únicamente en potencia mientras el sueño permanezca en el interior.

Anuncios

quiero dormir

Quiero hoy dormir, soñar
Quiero volver a mis miedos conquistar
Quiero surcar cielos
Quiero apaciguar mis desvelos

Quiero soñar y no despertar
Entre recuerdo me quiero suicidar
Quiero ser viento y mar
Quiero una vez mi alma sanar

Siento que equivocado de nuevo estoy
Que el sendero manchado dejé
Que no es suficiente lo que soy
Que en un último suspiro creceré

Quiero soñar sin despertar
Porque sólo en sueños puedo ser
Lo que en la “realidad” no puedo concretar

Quiero dormir y en la Luna acurrucarme
Rodeado de astros distantes descansar
Quiero cerrar los ojos y no despertarme
Quiero en esa oscura vacuidad flotar

Porque ahora me parece
No pertenecer al vano mundo
Pero mi alma tampoco merece
La felicidad de lo profundo

Quiero soñar sin despertar
Porque mi camino erré
Y así sabré como lo voy a enmendar

Quiero cerrar los ojos cansados
Para a su divino regazo volver
Quiero de la carne estar desligado
Y crecer, crecer y crecer