15 razones para no pensar en el suicidio

http://chasepage.files.wordpress.com/2013/02/suicide.jpg

1. Usted no sabe lo que significa estar muerto pero todos ellos procedentes de personas vivas que también no saben lo que significa estar muerto.

2. Usted va a terminar muerto de todos modos, no pierda su oportunidad de seguir con vida, estar esperando a morir es el método más aceptable socialmente de suicidio.

3. En realidad la elección de seguir viviendo puede ser lento o de prisa, cuando se trata de una decisión firme – ” elije vivir!” – Puede dar un sentido de propósito o significado a la vida, sólo de la idea de que lo elegiste. Parece que usted está en control. La sensación se desvanece, pero es bueno para un poco.

4. Usted pondrá tener amigos y familiares que sufran por su perdida, morir es generalmente triste, pero el suicidio realmente se extiende mucha miseria, no hay mucho que puedas hacer para anular su decisión, sus acciones hablan más fuerte que sus palabras.

5. Puede haber un propósito importante de su vida para no morir todavía. Puede pasar algo en su vida algo bueno.

6. No es una gran manera de hacerlo, al menos que usted ha reprimido sus instintos de autoconservación bastante bien, usted está probablemente va a causarte aflicción, dolor, molestia … y hay la posibilidad de que su método fallará, causando todo tipo de complicaciones, si tu vida no va bien, ¿por qué añadir más cosas malas a élla?

7. Hay mucho que explorar en el mundo ahí fuera. Por mucho que has visto, no has visto todo.

8. Puede empezar de nuevo. Abandona tus gustos y disgustos y amigos y recuerdos, y comenzar una segunda vida. Autostop de distancia, te dejan en una ciudad extraña, entender las cosas.

9. Usted puede unirse a casi cualquier religión y encontrar un conjunto diferente, interesante de razones para seguir con vida. Las razones parecen ser muy amenazante sin embargo.

10. Su elección se malinterpreta. Si usted está tratando de conseguir un mensaje a alguien, es probable que sea mejor de pegarse alrededor para asegurarse de que lo consigan.

11. Flores, galletas, una broma, que se calienta por un incendio, el helado, el estiramiento, crujir de las hojas, atardeceres y amaneceres, rascándose un buen picor, la búsqueda de diez dólares, arena corriendo a través de sus dedos, una vela perfumada, una pieza de terciopelo , una historia familiar dijo otra vez nueva. Las cosas cotidianas.

12. Es posible que empujar alguna persona por la borda y quiera suicidarse también, en realidad, no es tu culpa, pero es que podría ser bastante triste independientemente,

13 Si le sucede a considerar la vida como sin sentido, entonces es una decisión igualmente sin sentido de suicidarse. ¿Por qué debe morir? ¿Por qué debe usted hacer algo? No hay una respuesta real.

14 ¿Qué pasa si realmente existe un infierno? Las probabilidades parecen en contra de ella para mí, . Garantizado fuego eterno del infierno parece peor que cualquier tipo de vida.

15. Si estás tan cerca de la decisión, usted está en un lugar de gran alcance. Si no tienes nada por lo que vivir, tienes muchas más opciones en cómo vivir su vida. Tomar riesgos. Jugarse todo. Grito en las calles, ir a la cárcel, ser una herramienta corporativa, violan las reglas, una patada en los botes de basura. A quién le importa?

y hace siempre están encerrados en esta historia del tiempo y el espacio. Esta es la única oportunidad que tendrá que aportar a la historia del universo – no sólo para observarlo, pero sentarse y escribir algo de él mismo. Es una oportunidad única, para tomar parte en la historia de todo. Escriba su mejor.

 

Anuncios

sobre el perdón REFLEXIÓN

Los resentimientos son inflamables, no los guardes porque pueden incendiarte la casa. Perdona porque en algún momento tu lo haz necesitado.

 

El perdón es una expresión de amor, el perdón libera de ataduras que amargan el alma y enferman el cuerpo.

Muchos de nuestros intentos de perdón fracasan pues confundimos esencialmente lo que es perdonar y nos resistimos ante la posibilidad de empequeñecer los eventos ocurridos u olvidaros.
El perdón no es olvido, no es olvidar lo que nos ocurrió.

No significa excusar o justificar un determinado evento o mal comportamiento, no es aceptar lo ocurrido con resignación, no es negar el dolor, no es minimizar los eventos ocurridos, no significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes.

Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó, simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos que nos causaron dolor o enojo, creemos erradamente que el perdón debe de conducirnos inexorablemente a la reconciliación con el agresor.
Pensamos que perdonar es hacernos íntimos amigos de nuestro agresor y por tal motivo lo rechazamos.

No implica eso para nada, el perdón es unicamente para ti y para nadie más, no hay que esperar que la persona que nos agredió cambie o modifique su conducta pues lo más probables es que ésta persona no cambie y es más, a veces se ponen hasta peor.

El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó, la falta de perdón te ata a las personas desde el resentimiento.
Te tiene encadenado, eEl perdón se debe de realizar “sin expectativas” sin esperar que nada suceda.

Si esperamos que el agresor acepte su error, estaremos esperando en vano y gastando nuestro tiempo y nuestras energías en una disculpa que jamás llegará, si estamos esperando esta reacción, luego de haber perdonado, pues realmente no perdonamos de corazón pues seguimos esperando una retribución, un resarcimiento, seguimos anclados en el problema, en el ayer, queriendo que nos paguen por nuestro dolor, entonces no hemos perdonado, y quien tiene el control de nuestra vida es el EGO, EGO que quiere a toda costa castigar o cobrar al agresor.

No existe nada ni nadie que pueda resarcir el dolor ocasionado en el pasado, el pasado no tiene cómo ser cambiado, nNingún tipo de venganza o retribución podrá subsanar los momentos de tristeza
y desolación que vivimos, lo mal que nos sentimos.

Al esperar una disculpa, que se acepte el error; nada de eso cambiarán los hechos,
lo ocurrido en el pasado, sólo estaremos queriendo alimentar nuestro ego,
nuestra sed de justicia mal enfocada.

La falta de perdón es el veneno más destructivo para el espíritu ya que neutraliza
los recursos emocionales que tienes.

El perdón es una declaración que podemos y debemos renovar a diario.
Muchas veces la persona más importante a la que tienes que perdonar es a ti mismo
por todas las cosas que no fueron de la manera que pensabas.

Perdonando desde nuestro corazón, logramos mirar los hechos tal y como sucedieron
y luego decidimos dejarlos ir, dejarlos en el ayer.
Aceptamos que somos APRENDICES!

Que la lección ya se encuentra aprendida y que hemos logrado vencer
las circunstancias negativas que nos tocaron vivir.

Recuerda que con la vara que mides, serás medido…

 

 

 

 

 

 

la mitad de la cobija

 

Don Roque era ya un anciano cuando murió su esposa. Durante largos años había trabajado con ahínco para sacar adelante a su familia.

 

Su mayor deseo era ver a su hijo convertido en un hombre de bien, respetado por los demás, ya que para lograrlo dedicó su vida y su escasa fortuna.

 

A los setenta años Don Roque se encontraba sin fuerzas, sin esperanzas, solo y lleno de recuerdos. Esperaba que su hijo, brillante profesional, le ofreciera su apoyo y comprensión, pero veía pasar los días sin que este apareciera y decidió por primera vez en su vida pedir un favor a su hijo.

anciano,trabajador, solo, ayuda, hijo,cobija,amor,padres

 

Don Roque tocó la puerta de la casa donde vivía su hijo con su familia.

 

– ¡Hola papá! ¡Qué milagro que vienes por aquí!

 

– Ya sabes que no me gusta molestarte, pero me siento muy solo, además estoy cansado y viejo.

 

– Pues a nosotros, nos da mucho gusto que vengas a visitarnos, ya sabes que esta es tu casa.

 

– Gracias hijo, sabía que podía contar contigo, pero temía ser un estorbo.

 

– Entonces ¿no te molestaría que me quedara a vivir con ustedes? ¡Me siento tan solo!

 

– ¿Quedarte a vivir aquí?, sí… claro… pero no sé si estarías a gusto, tu sabes, la casa es chica mi esposa es muy especial… y luego los niños.

 

– Mira hijo, si te causo muchas molestias olvídalo, no te preocupes por mí, alguien me tenderá la mano.

 

– No padre no es eso, solo que, no se me ocurre dónde podrías dormir. No puedo sacar a nadie de su cuarto, mis hijos no me lo perdonarían, o solo que no te moleste dormir en el patio.

 

– Dormir en el patio está bien.

 

– El hijo de Don Roque llamó a su hijo Luís de doce años.

 

– Dime papá.

 

– Mira hijo, tu abuelo se quedará a vivir con nosotros. Tráele una cobija para que se tape en la noche.

 

– Sí con gusto. ¿Y donde va a dormir?

 

– En el patio, no quiere que nos incomodemos por su culpa.

 

Luís subió por la cobija, tomó unas tijeras y la cortó en dos. En ese momento llegó su padre.

 

– ¿Qué haces Luís? ¿Por qué cortas la manta de tu abuelo?

 

– Sabes papá, estaba pensando…

 

– ¿Pensando en que?

 

– En guardar la mitad de la cobija para cuando tú seas viejo y vayas a vivir a mi casa.

 

Ravelry: Bairn pattern by Julie Hoover

el lapiz

https://i0.wp.com/deproconsultores.com/wp-content/uploads/2014/05/Art-77-lapiz.jpg

Un niño miraba a su abuelo escribir una carta. En un momento dado, le preguntó:

-¿Estás escribiendo una historia que nos pasó a los dos? ¿Es, por casualidad, una historia sobre mí?

El abuelo dejó de escribir, sonrió y le dijo al nieto:

-Estoy escribiendo sobre ti, es cierto. Sin embargo, más importante que las palabras es el lápiz que estoy usando. Me  gustaría que tú fueses como él cuando crezcas.

El niño miró el lápiz, intrigado, y no vio nada de especial.

-¡Pero si es igual a todos los lápices que he visto en mi vida!

-Todo depende del modo en que mires las cosas. Hay en él cinco cualidades que, si consigues mantenerlas, harán de ti una persona por siempre en paz con el mundo.

“Primera cualidad: Puedes hacer grandes cosas, pero no olvides nunca que existe una mano que guía tus pasos. Esta mano nosotros la llamamos Dios, y Él siempre te conducirá en dirección a su voluntad.

“Segunda cualidad: De vez en cuando necesito dejar lo que estoy escribiendo y usar el sacapuntas. Eso hace que el lápiz sufra un poco, pero al final, está más afilado. Por lo tanto, debes ser capaz de soportar algunos dolores, porque te harán mejor persona.

“Tercera cualidad: El lápiz siempre permite que usemos una goma para borrar aquello que está mal. Entiende que corregir algo que hemos hecho no es necesariamente algo malo, sino algo importante para mantenernos en el camino de la justicia.

“Cuarta cualidad: Lo que realmente importa en el lápiz no es la madera ni su forma exterior, sino el grafito que hay dentro. Por lo tanto, cuida siempre de lo que sucede en tu interior.

“Finalmente, la quinta cualidad del lápiz: Siempre deja una marca. De la misma manera, has de saber que todo lo que hagas en la vida dejará trazos. Intenta ser consciente de cada acción.”